mujereschis 1

Sem­Méx­ico. Tapachula. 24 de junio de 2021. –

Espe­cial­is­tas en género y migración de la Orga­ni­zación Inter­na­cional para las Migra­ciones (OIM) pre­sen­taron hoy un informe con 42 recomen­da­ciones que, de ser apli­cadas, per­mi­tirán una más ade­cuada inte­gración económica, lab­o­ral y social de las mujeres migrantes en dos corre­dores migra­to­rios fun­da­men­tales del estado de Chi­a­pas, en el sur de México.

En el doc­u­mento tit­u­lado “Pro­ce­sos de Par­tic­i­pación Económica, Lab­o­ral y Social de Mujeres Migrantes en Chi­a­pas, Méx­ico”, las exper­tas sos­tu­vieron que actual­mente en Chi­a­pas, estado mex­i­cano fron­ter­izo con Guatemala, hay una incip­i­ente fem­i­nización de la migración y una cre­ciente movil­i­dad activa e inde­pen­di­ente de las mujeres que ha ido cobrando vis­i­bil­i­dad debido a múlti­ples causas.

Los fac­tores que impul­san la migración de mujeres en América Cen­tral y el Caribe son diver­sos y oscilan entre la búsqueda de mejores opor­tu­nidades, reunifi­cación famil­iar, el intento de evi­tar o sal­va­guardarse de la vio­len­cia que acon­tece en sus comu­nidades o al inte­rior de sus famil­ias, sumado a la dis­crim­i­nación y la vio­len­cia por motivos de género, tan pre­ocu­pante para noso­tras”, dijo Michele Klein Solomon, Direc­tora Regional de la OIM para Cen­troamérica, Norteamérica y el Caribe, en la pre­sentación del estudio.

La inves­ti­gación recuerda que, durante décadas, la migración de carác­ter inter­na­cional por Chi­a­pas fue percibida como un pro­ceso pro­tag­on­i­zado por hom­bres adul­tos, mien­tras que las mujeres, niños, niñas y ado­les­centes migrantes, esta­ban inmer­sos en pro­ce­sos migra­to­rios de man­era reg­u­lar en los que, may­ori­tari­a­mente, se bus­caba la reunifi­cación familiar.

Una de las prin­ci­pales aporta­ciones del diag­nós­tico es que logra vis­i­bi­lizar de man­era impor­tante los desafíos que tienen ante sí las mujeres migrantes al tratar de inte­grarse socioe­conómi­ca­mente en las comu­nidades del sur de Méx­ico. El género, la condi­ción de estancia migra­to­ria, edad, nacional­i­dad y la posi­ción que ocu­pan den­tro de la estruc­tura famil­iar que acom­paña o que per­manece en lugares de ori­gen son ele­men­tos que condi­cio­nan a las mujeres.

Tam­bién hace un lla­mado a for­t­ale­cer a las orga­ni­za­ciones de la sociedad civil en mate­ria de pro­tec­ción de los dere­chos lab­o­rales de las mujeres tra­ba­jado­ras del hogar con énfa­sis en la población migrante, medi­ante capac­ita­ciones, mesas de tra­bajo, e inter­cam­bios de expe­ri­en­cias en la materia.

Tam­bién se pre­sen­tan vein­tic­u­a­tro recomen­da­ciones gen­erales, entre las que desta­can la necesi­dad de difundir las rutas de aten­ción para ser­vi­cios rela­ciona­dos con la vio­len­cia sex­ual o basada en género; la pro­mo­ción del acceso a ser­vi­cios de guarderías públi­cas y esco­lar­ización for­mal de niños, niñas y ado­les­centes migrantes que acom­pañan a sus madres y famil­ias; y la creación y operación de un obser­va­to­rio lab­o­ral regional con enfoque de género.

Otros ámbitos los que hay recomen­da­ciones son en cuanto al tra­bajo remu­ner­ado en el hogar, en lo rel­a­tivo a la aten­ción a las mujeres extran­jeras empleadas en los sec­tores de com­er­cio y ser­vi­cios, las que tra­ba­jan en el sec­tor pri­vado, las autoem­pleadas, y las ded­i­cadas al emprendimiento. Al estu­dio con­tribuyeron 34 par­tic­i­pantes, entre ellos ayun­tamien­tos y rep­re­sen­tantes de ven­tanil­las infor­ma­ti­vas para per­sonas migrantes de los munici­p­ios del corre­dor Cen­tro y Pací­fico de Chi­a­pas, orga­ni­za­ciones civiles, insti­tu­ciones guber­na­men­tales, rep­re­sen­tantes con­sulares y de la sociedad civil, y agen­cias de la ONU.

Edi­ción: Leti­cia E. Becerra Valdez

Sucrí­bete a nue­stro canal en Youtube : Viviendo Mi Ciu­dad

Deja tu opinión o com­pártelo en tus redes





Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

mujereschis 1

Sem­Méx­ico. Tapachula. 24 de junio de 2021. –

Espe­cial­is­tas en género y migración de la Orga­ni­zación Inter­na­cional para las Migra­ciones (OIM) pre­sen­taron hoy un informe con 42 recomen­da­ciones que, de ser apli­cadas, per­mi­tirán una más ade­cuada inte­gración económica, lab­o­ral y social de las mujeres migrantes en dos corre­dores migra­to­rios fun­da­men­tales del estado de Chi­a­pas, en el sur de México.

En el doc­u­mento tit­u­lado “Pro­ce­sos de Par­tic­i­pación Económica, Lab­o­ral y Social de Mujeres Migrantes en Chi­a­pas, Méx­ico”, las exper­tas sos­tu­vieron que actual­mente en Chi­a­pas, estado mex­i­cano fron­ter­izo con Guatemala, hay una incip­i­ente fem­i­nización de la migración y una cre­ciente movil­i­dad activa e inde­pen­di­ente de las mujeres que ha ido cobrando vis­i­bil­i­dad debido a múlti­ples causas.

Los fac­tores que impul­san la migración de mujeres en América Cen­tral y el Caribe son diver­sos y oscilan entre la búsqueda de mejores opor­tu­nidades, reunifi­cación famil­iar, el intento de evi­tar o sal­va­guardarse de la vio­len­cia que acon­tece en sus comu­nidades o al inte­rior de sus famil­ias, sumado a la dis­crim­i­nación y la vio­len­cia por motivos de género, tan pre­ocu­pante para noso­tras”, dijo Michele Klein Solomon, Direc­tora Regional de la OIM para Cen­troamérica, Norteamérica y el Caribe, en la pre­sentación del estudio.

La inves­ti­gación recuerda que, durante décadas, la migración de carác­ter inter­na­cional por Chi­a­pas fue percibida como un pro­ceso pro­tag­on­i­zado por hom­bres adul­tos, mien­tras que las mujeres, niños, niñas y ado­les­centes migrantes, esta­ban inmer­sos en pro­ce­sos migra­to­rios de man­era reg­u­lar en los que, may­ori­tari­a­mente, se bus­caba la reunifi­cación familiar.

Una de las prin­ci­pales aporta­ciones del diag­nós­tico es que logra vis­i­bi­lizar de man­era impor­tante los desafíos que tienen ante sí las mujeres migrantes al tratar de inte­grarse socioe­conómi­ca­mente en las comu­nidades del sur de Méx­ico. El género, la condi­ción de estancia migra­to­ria, edad, nacional­i­dad y la posi­ción que ocu­pan den­tro de la estruc­tura famil­iar que acom­paña o que per­manece en lugares de ori­gen son ele­men­tos que condi­cio­nan a las mujeres.

Tam­bién hace un lla­mado a for­t­ale­cer a las orga­ni­za­ciones de la sociedad civil en mate­ria de pro­tec­ción de los dere­chos lab­o­rales de las mujeres tra­ba­jado­ras del hogar con énfa­sis en la población migrante, medi­ante capac­ita­ciones, mesas de tra­bajo, e inter­cam­bios de expe­ri­en­cias en la materia.

Tam­bién se pre­sen­tan vein­tic­u­a­tro recomen­da­ciones gen­erales, entre las que desta­can la necesi­dad de difundir las rutas de aten­ción para ser­vi­cios rela­ciona­dos con la vio­len­cia sex­ual o basada en género; la pro­mo­ción del acceso a ser­vi­cios de guarderías públi­cas y esco­lar­ización for­mal de niños, niñas y ado­les­centes migrantes que acom­pañan a sus madres y famil­ias; y la creación y operación de un obser­va­to­rio lab­o­ral regional con enfoque de género.

Otros ámbitos los que hay recomen­da­ciones son en cuanto al tra­bajo remu­ner­ado en el hogar, en lo rel­a­tivo a la aten­ción a las mujeres extran­jeras empleadas en los sec­tores de com­er­cio y ser­vi­cios, las que tra­ba­jan en el sec­tor pri­vado, las autoem­pleadas, y las ded­i­cadas al emprendimiento. Al estu­dio con­tribuyeron 34 par­tic­i­pantes, entre ellos ayun­tamien­tos y rep­re­sen­tantes de ven­tanil­las infor­ma­ti­vas para per­sonas migrantes de los munici­p­ios del corre­dor Cen­tro y Pací­fico de Chi­a­pas, orga­ni­za­ciones civiles, insti­tu­ciones guber­na­men­tales, rep­re­sen­tantes con­sulares y de la sociedad civil, y agen­cias de la ONU.

Edi­ción: Leti­cia E. Becerra Valdez

Sucrí­bete a nue­stro canal en Youtube : Viviendo Mi Ciu­dad

Deja tu opinión o com­pártelo en tus redes





Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

Compártelo

Síguenos

Com­partelo!

Síguenos

Busca en ViviendoMiCiudad

top