articles

UNICEF/​Aaref Watad
Un grupo de niñas en una tienda de cam­paña de un cam­pa­mento impro­visado en el norte de Siria.







11 Enero 2019

El noreste de Siria reg­is­tra un número cre­ciente de víc­ti­mas civiles y desplaza­mien­tos a gran escala en medio de los esfuer­zos para der­ro­tar a los extrem­is­tas del ISIS, tam­bién cono­cido como Da’esh, en la gob­er­nación de Deir-​ez-​Zor.

En una rueda de prensa en Gine­bra, el por­tavoz de la Agen­cia de las Naciones Unidas para los Refu­gia­dos Andrej Mahe­cic advir­tió de que los enfrentamien­tos y los ataques aéreos de los últi­mos meses, en el enclave de Hajin, que formaba parte de un bastión del ISIS en la fron­tera entre Siria e Iraq, han oblig­ado a dece­nas de miles de per­sonas a huir hacia el norte en busca de seguridad.

«En los últi­mos seis meses, más de 25,000 per­sonas han sido desplazadas en esa parte del país», indicó Mahe­cic, quien agregó: «hemos visto un aumento (de los desplaza­mien­tos), espe­cial­mente con la escal­ada (de la vio­len­cia) que se ha pro­ducido en el tran­scurso de diciembre».

Los bebés están entre los muertos

Las per­sonas que huyen incluyen a “muchas” mujeres, niños y ancianos, dijo el fun­cionario de la ONU, y agregó que muchas famil­ias que se encuen­tran en la seguri­dad del cam­pa­mento de refu­gia­dos de Al Hol en el noreste de Siria, cerca de la fron­tera con Iraq, tuvieron que arries­gar sus vidas para alcan­zarlo.

Las difí­ciles y peli­grosas condi­ciones den­tro del enclave han provo­cado la muerte de seis niños, todos menores de 12 meses. La may­oría fal­l­ecieron después de lle­gar a Al Hol, al estar demasi­ado débiles para sobre­vivir «, explicó el por­tavoz de la ONU.

Los equipos san­i­tar­ios de emer­gen­cia en el cam­pa­mento atien­den «heri­das, miem­bros amputa­dos, lesiones y casos de con­gelación», con­tinuó Mahe­cic, antes de agre­gar que algunos de los que huyeron de los com­bates pasaron «cua­tro noches o más» en el desierto, bajo una intensa llu­via, un clima frío y sin pertenencias.

Las per­sonas que salen de la zona de con­flicto tam­bién tienen heri­das que han sido infligi­das por la vio­len­cia. Además muchos de ellos nos dicen que han sido ata­ca­dos mien­tras huían».

El por­tavoz de ACNUR instó a todas las partes «y a quienes tienen influ­en­cia» a garan­ti­zar la lib­er­tad de movimiento para las famil­ias desplazadas.

La cri­sis lejos de terminar

Añadió que la cri­sis está lejos de ter­mi­nar. «Esto sigue ocur­riendo y la gente llega a diario», dijo Mahe­cic. «Cruzando el desierto, tratan de moverse a través de los difer­entes pun­tos de con­trol y alcan­zar la seguri­dad en cam­pa­men­tos de refu­gia­dos y otras áreas fuera de la zona de conflicto».

Los equipos de ACNUR en Siria pri­or­izan la pro­tec­ción de los niños no acom­paña­dos o sep­a­ra­dos, al tiempo que iden­ti­f­i­can y ayu­dan a los que nece­si­tan asis­ten­cia médica. Tam­bién brin­dan tien­das de cam­paña y otros artícu­los de socorro esen­ciales a los recién lle­ga­dos, mien­tras que se están ampliando las insta­la­ciones comu­nales en preparación del aumento de lle­gadas de Hajin.

«Se estima en este momento que 2000 per­sonas per­manecen en el área afec­tada por el con­flicto de Hajin», explicó Mahe­cic. “Los que huyen repor­tan condi­ciones cada vez más deses­per­adas, con ser­vi­cios dete­ri­o­ra­dos y pre­cios extremada­mente altos para los ali­men­tos bási­cos. Esta­mos pre­ocu­pa­dos por los civiles que con­tinúan atra­pa­dos en áreas con­tro­ladas por ISIS».















[Ir al Ini­cio del artículo]




Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez













¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

TVMÁS EN VIDEO

Busca en ViviendoMiCiudad

Desayuna y come: sabroso y nutritivo