articles



Jacona, Mich.- La fun­dación del Jardín de Niños Kuku­mita Tsit­siki de la colo­nia Pal­ito Verde, se debió a la ini­cia­tiva de aten­der a los niños que no alcan­z­a­ban a entrar a las escue­las ya estable­ci­das y que por ende se qued­a­ban sin cur­sar el preesco­lar, una razón que llevó a dar clases en una cochera de un domi­cilio par­tic­u­lar aten­di­endo a 18 niños para el año 2007.


El plantel educa­tivo ini­ció de una man­era for­mal sus clases en el 2008 en un ter­reno que fue don­ado para este fin y el cual ini­cia­ron con dos aulas de lámi­nas, que con el tran­scurso de los años, se lograron con­struir 5 aulas didác­ti­cas y una cocina en la que se adaptó un espa­cio para la dirección.


Actual­mente el preesco­lar Kuku­mita Tsit­siki que dirige Rosa Guiller­mina Ascen­cio Mateo, cuenta con 163 alum­nos, aten­di­endo 4 gru­pos de ter­cero, 2
de segundo y uno de primero de preesco­lar, este último aún reci­bi­endo clases en un salón de lámina.


Es de admiración el tra­bajo que desem­peñan las maes­tras de este plantel, todas ellas prove­nientes de la cañada de los Once Pueb­los, Tare­cu­ato y la Can­tera, cer­ti­fi­cadas, pro­fe­sion­ales que entre­gan ese tiempo con valor y respeto hacia la cul­tura P’urhépecha.


Tra­ba­jan con el sis­tema indí­gena, en sus planea­ciones retoman todo lo básico del preesco­lar, como la psi­co­mot­ri­ci­dad, matemáti­cas, escrit­ura y aunado a eso tienen el rescate de las tradi­ciones y cos­tum­bres, donde tra­ba­jan la lengua indí­gena que es el P’urhépecha, idioma de las comu­nidades más cer­canas del munici­pio, con pal­abras sueltas, dando a cono­cer al niño un idioma difer­ente al que ellos conocen.


El inter­cam­bio de cul­turas es una de sus prin­ci­pales activi­dades, en ella real­izan un evento donde se invi­tan a otras escue­las de las comu­nidades indí­ge­nas para pro­bar y cono­cer la gas­tronomía de otro lugar difer­ente, exper­i­men­tando los niños esta riqueza de diver­si­dad de culturas.

Una activi­dad muy sin­gu­lar del plantel educa­tivo es que todos los jueves de cada sem­ana, los niños y mae­stros acu­den con ves­ti­menta tradi­cional P’urhépecha, ini­ciando el día con un acto cívico y recor­rido de su ban­dera, efec­tuando un tradi­cional saludo de respeto hacia su símbolo.

Los niños en sus días de escuela más que diver­sión existe una gran diver­si­dad de apren­diza­jes con la preparación de la tierra para la siem­bra, el cuidado del agua, al estilo de las comu­nidades indígenas.


Por todo este tra­bajo y su ver­dadera vocación docente, Adri­ana, alcaldesa de Jacona recono­ció su entrega y ded­i­cación, así como su gran labor de for­mar a niños y niñas que serán el futuro del munici­pio y que tomando su ejem­plo, el Kuku­mita Tsit­siki demues­tra el ver­dadero sen­tido que las insti­tu­ciones educa­ti­vas deben de tener, de preparar en las aulas de clases a cien­tos de pequeños que mañana tra­ba­jarán por una local­i­dad más próspera.















[Ir al Ini­cio del artículo]




Pub­li­cación: Leti­cia E. Becerra Valdez













¿TE GUSTÓ ESTE CON­TENIDO? Dále Like, Com­pártelo o Deja tu opinión

Comen­tar­ios poten­ci­a­dos por CCom­ment

TVMÁS EN VIDEO

Busca en ViviendoMiCiudad

Desayuna y come: sabroso y nutritivo